Notas de prensa

Jueves 22 de noviembre de 2012
SE HAN CONVOCADO ACTOS SIMULTÁNEOS EN TODA ESPAÑA CON MÁS DE 10.000 PARTICIPANTES

Respuesta masiva de la discapacidad intelectual a la concentración SOS Discapacidad

Amplia representación de Burgos en la concentración por la discapacidad celebrada hoy frente a la Delegación de Gobierno de Castilla y León en Valladolid. Más 200 personas con discapacidad intelectual, familiares, dirigentes y trabajadores de Aspanias, Asadema (Aranda de Duero) , Asamimer (Villarcayo) y Aspodemi (Miranda de Ebro) han alzado su voz contra los recortes en derechos. Procedentes de toda la Comunidad de Castilla y León, más de 2.000 personas han secundado la concentración

“Las personas con discapacidad no quieren desaparecer” o “Ni un paso atrás” han sido algunos de los lemas presentes  hoy en la concentración por la discapacidad que se ha celebrado en Valladolid frente a la Delegación de Gobierno de Castilla y León por espacio de una hora (de 11 a 12 del mediodía).

La concentración ha finalizado con la lectura de un Manifiesto a cargo de Francisco Sardón, vicepresidente de Cermi Castilla y León (plataforma que aglutina a todas entidades de la discapacidad) y la de todos los asistentes agitando un globo con el lema “no quiero desaparecer” y pidiendo no a los recortes.

Más de 2.000 personas de la región, en nombre de todas las personas con discapacidad han trasladado al Delegado de Gobierno su malestar por los recortes que están sufriendo. Ha habido una amplia representación del sector de la discapacidad intelectual, más de la mitad y, concretamente desde Burgos se han trasladado más de 200 personas, tanto de la capital como de la provincia, para manifestar su inquietud por la situación actual.

El trabajo de las asociaciones esta logrando pasar de la concepción de las personas con discapacidad intelectual como sujetos pasivos –objeto de la beneficencia, la caridad y la compasión–, a sujetos activos que participan cada vez más en la sociedad trabajando, accediendo a una educación normalizada, participando en actividades de ocio integradas en la comunidad, etc. Ahora, este colectivo, que alcanza en la región una cifra superior a las 16.000 personas, se ve de nuevo abocado a la exclusión, al limitarse sus oportunidades de relación con la comunidad y, con ello, su plena ciudadanía.

Estas movilizaciones pretenden llamar la atención sobre el efecto de estos recortes, y reclamar una garantía de apoyos y servicios para que nadie pueda quedar fuera de la cobertura social. Quejas que también se han reproducido en todas las comunidades autónomas con más de 10.000 personas hoy día 22 de noviembre bajo el lema “Los recortes nos llevan a la exclusión. Las personas con discapacidad intelectual no quieren desaparecer”, convocados por FEAPS. 

Todas las entidades de la discapacidad intelectual, entre ellas las que componen el Grupo Aspanias,  trabajan desde hace décadas para que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo tenga su propio proyecto de calidad de vida y pueda lograr su inclusión como ciudadana de pleno derecho y su participación en la sociedad en igualdad de condiciones que el resto. 

Galería