Asociación de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Defendemos derechos e igualdad de oportunidades. El Grupo Aspanias (la Asociación y sus Fundaciones) trabaja por la integración social y laboral de las personas con discapacidad intelectual y en riesgo de exclusión.

Agenda


diciembre 2018
lumamijuvido
48262728293012
493456789
5010111213141516
5117181920212223
5224252627282930
131123456

Sabor Social
Sabor Social

Nota de prensa

Martes 25 de noviembre de 2014

Una tertulia con mucho talento artístico

Óscar (escritor), David (fotógrafo), Oliver (pintor y escultor), Mª Luz (aficionada a la pintura), Juan Carlos (fotógrafo aficionado) y Julio (músico por afición) protagonizaron el pasado 21 de noviembre una nueva edición del “Café de los viernes”, la serie de encuentros tertulia que Aspanias puso en marcha con el inicio del año para festejar que este 2014 cumple 50.

Una serie de encuentros –en clave integradora- donde las personas con discapacidad intelectual -o con capacidades diversas- charlan un buen rato sobre los temas de interés que incumben a sus invitados, personas de referencia en el ámbito mediático, educativo, deportivo, político o empresarial. También artístico, como ha sido el caso de la última tertulia que cambió de lugar, de escenario, y se trasladó al Bar Carmen 13, en la calle del mismo nombre (Burgos), donde sus dueños nos recibieron con mucho entusiasmo y calidez. Gracias.

Y de arte, creación, inspiración, perseverancia, ganarse la vida, consejos para iniciados, experiencias artísticas, confidencias, trucos, sentimientos, ideas creadoras, primeros recuerdos, aficiones tempranas…, hablaron durante más de una hora Óscar Esquivias, David Palacín y Oliver Vicario, respondiendo a las preguntas de sus anfitriones Mª Luz Serrano, Juan Carlos Martínez y Julio López, en representación de otros compañeros de asociación.

Óscar Esquivias. De niño no decía que iba a ser escritor. La lectura me divertía mucho. Haber hecho de la escritura la manera de ganarte la vida con ello, es para mí la mayor alegría que puedo tener”. De este modo se presentó el escritor Óscar Esquivias ante sus contertulios. Más adelante fueron llegando otras confesiones como que “se siente mucha alegría cuando recibes premios, sobre todo si eres joven”, y que un escritor “debe de estar preparado para que aquello que haces no tenga reconocimiento”. Esquivias afirmó que el libro más importante para cualquier escritor “es el primero que consigue publicar”, para lo que hay que “ tener paciencia, no desanimarse y perseverar”, dijo.

Esquivias admitió que se siente más seguro con la novela y el cuento que con la poesía “porque es un terreno que no es el mío y me siento un intruso”. “Creo que habré llegado a escribir una docena y media de poemas”, admitió También habló de las primeras revistas que creó en su etapa universitaria, “El Mono de la Tinta” y “Calamar”, que calificó como una experiencia extraordinaria. Sobre si la discapacidad está presente en su obra, Esquivias dijo que “lo que más le importa es la persona y cuando piensa en personas no piensa en discapacidad”. Completó su respuesta recordando que el protagonista de su primera novela “Jerjes conquista el mar” tiene una discapacidad.

Oliver Vicario. El escultor y pintor, al igual que su compañero de tertulia Óscar Esquivias, reconoció que lo que importa es la persona y no la discapacidad a la hora de valorar las capacidades de una persona o el interés que pueda suscitar en el artista.

Vicario habló de cómo es su creación artística, del tiempo que lleva dedicándose a ello “aunque he empezado a exponer desde hace dos años”. Lo que más le inspira para crear, dijo, “es el universo femenino, porque da más juego” con el material y técnicas con las que trabaja como el papel, aunque “ahora estoy metiendo madera” y “pinto con café, vino y tinta de calamar”.

A la pregunta del estilo que más le gusta pintar, Oliver Vicario admitió que el estilo figurativo porque muestra imágenes “que se pueden reconocer”.

David Palacín. El fotógrafo y artífice de la exposición “PRESENCIAS” -que se exhibe estos en la Sala Consulado del Mar- habló del origen de esta exposición que involucra directamente a 50 personas usuarias de Aspanias en un proyecto artístico de singular relevancia para su trayectoria profesional y la de la entidad que cumple 50 años.

Palacín habló de su afición a la fotografía ya desde edad muy temprana, imbuida por su padre, gran aficionado a este arte, que le regaló a sus 8 años su propia cámara con la que empezó a “disparar” a los 11.

Palacín recordó cómo se gestó la exposición “PRESENCIAS”, a miles de kilómetros de Burgos, en Los Ángeles, en una conversación privada entre unos familiares suyos y un matrimonio socio de Aspanias (él ausente), y que una vez le plantearon la idea se puso a pensar y trabajar en ello.

A preguntas de sus interlocutores sobre su método de trabajo, también habló de perseverancia, “de moverse mucho”, de ser imaginativo” y de que él va con la cámara a todos los sitios por si “sientes la necesidad de retratar”. “Siempre me ha gustado el ser humano y poder contar cosas de él”, dijo. Lo que intento, confesó, es “inmortalizar seres querido y a la gente que me encuentro en el camino”.

Sobre la experiencia que ha supuesto este trabajo tan directo y cercano a la discapacidad, Palacín afirma que “lo que más le ha calado es la pureza , sinceridad y desnudez de las personas retratadas”. Una visión que comparte su compañero en este viaje, Óscar Esquivias, quien concluyó -en la recta final de la tertulia- que “la belleza está en la sinceridad”.

FOTOS. 24&7 Producciones Audiovisuales

Galería