Felix Castrillo posa con Miembros del grupo de montaña de Aspanias,
horas antes de subirse al alvión