_____AMIGOS, GRACIAS

   

 

Mi sentimiento más vivo en estos momentos es de gratitud hacia todos los que participáis en nuestra celebración de aniversario. Es imprescindible para ASPANIAS sentir cerca el apoyo, el aliento de quienes comparten con nosotros las consecuciones y proyectos en busca de una sociedad acogedora para todos sus miembros. Dos son los convencimientos fundamentales que orientan la celebración de nuestro cuarenta aniversario: Que las personas con discapacidad intelectual deben conseguir y disfrutar los mismos horizontes que el resto de los ciudadanos, y que, por ello, es nuestro deber institucional trabajar firme e infatigablemente para merecer un futuro mejor, asentando lo ya conseguido.

Permitidme que mi primer recuerdo agradecido sea para los socios de ASPANIAS que en 1964 no sólo hicieron el boceto de un sendero, sino que nos habituaron a trabajar y nos hacen sentir que, con las nuevas piedras de realismo que depositaron, contribuyeron a edificar una Asociación nada acunada en la resignación y una sociedad más abierta a los ciudadanos que involuntariamente viven situaciones de dificultad y marginación. Un proceso en el que está inmerso el movimiento Feaps, al cual pertenecemos, y al que también queremos transmitir el reconocimiento por su trabajo diario a favor de las personas con discapacidad intelectual.

Sirvan también estas palabras para reafirmar ante los representantes institucionales que nos acompañáis nuestra vocación de servicio y nuestro compromiso de seguir siendo sus colaboradores sinceros, en la implantación de medidas que garanticen la participación ciudadana de las personas con discapacidad intelectual. Proclamamos una vez más nuestra oferta de esfuerzo para buscar fórmulas de colaboración que acrecienten la presencia activa de todas las personas con discapacidad.

Renovamos, por último, nuestro compromiso de ser un instrumento sincero que promocione la necesaria solidaridad de todos los ciudadanos con las personas que tienen limitaciones, en busca de una comunidad en la que todos sintamos cubiertas nuestras necesidades. Esta pretensión nos ha animado a promover una nueva Campaña de Presencia Social con la que pretendemos hacer amigos, amigos con los que pensar en voz alta, amigos con quienes compartir preocupaciones y éxitos, amigos con los que duplicar alegrías y dividir angustias; amigos, en resumen que nos ayudéis a construir y pulir la sociedad a la que todos aspiramos.

Al final de este acto os vamos a invitar a sellar esta amistad en el Libro de Simpatizantes, el libro de los amigos de Aspanias, que hoy abrimos por primera vez. El simpatizante es desde hoy un nuevo compañero de viaje que acompaña a nuestros socios y voluntarios, para seguir creando espacios ciudadanos más abiertos a las personas con discapacidad intelectual.

 

 

Volver