_____LA NUEVA LEY DE SERVICIOS SOCIALES CENTRA LA ASAMBLEA GENERAL DE ASPANIAS

 

 

  • La Junta Directiva expuso ante los socios las alegaciones presentadas por FEAPS al borrador de la nueva Ley
  • La presidenta de la Asociación, Mercedes Sánchez, planteó la necesidad de una mayor implicación de los hermanos de personas con discapacidad intelectual

La Asociación de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual Aspanias celebró el pasado domingo 15 de junio su primera Asamblea General de Socios del año, que se centró en las labores de apoyo que Aspanias desarrolla con las personas con discapacidad intelectual más dependientes.

La Ley Estatal de Dependencia y la petición de mayor cooperación por parte de los socios (reflejado en la creación del Libro Blanco de la Participación) fueron algunas de las claves del discurso de la presidenta, Mercedes Sánchez.

Sánchez animó a los hermanos de personas con discapacidad -que aún no participan en la asociación-,  a que se impliquen activamente, para conseguir una cifra simbólica de 100 hermanos en los próximos tres años.

Tras su intervención, se proyectó un audiovisual de apoyo a las personas más dependientes, en el que se detallan los servicios y actividades que se desarrollan en el centro que Aspanias gestiona en Fuentecillas. Acto seguido se expuso la Memoria de Actividades de 2007.

Una de las intervenciones que acaparó mayor interés de los socios fue la propuesta de Feaps Castilla y León (que ha suscrito Aspanias) para la nueva Ley regional de Servicios Sociales y la aplicación en la Comunidad de Castilla y León de la Ley de la Dependencia. Las pocas prestaciones exigibles que contempla dicha ley, así como el control total de la Administración en la selección de los beneficiarios de plazas en centros asistenciales causaron preocupación entre los presentes.
La determinación del copago, que fijará la parte de los servicios que pagarán los usuarios de su bolsillo, también despertó el recelo de los asamblearios.La subvención de los costes de contratación de personal por parte de la Administración y la creación de un modelo de colaboración estable entre ésta y las entidades asociativas fueron otras propuestas de modificación de la futura Ley.

Para concluir la Asamblea, se hizo balance del Ejercicio Económico y Cuentas de 2007. El equilibrio entre gastos e ingresos resultó positivo.

Al cierre del acto, la atención se centró en una persona que ha dedicado casi 30 años de su vida profesional a los servicios sociales en la provincia de Burgos: Alberto Galerón de Miguel, Gerente Territorial de Servicios Sociales hasta hace apenas unas semanas. Galerón agradeció el homenaje de la Asociación Aspanias, a la que estuvo fuertemente vinculado durante el desempeño de su labor profesional al frente de la Gerencia, y resaltó la necesidad de comunicación entre la Administración y el tejido asociativo para conseguir satisfacer todas las necesidades de las personas con discapacidad intelectual.