_____“PUENTESAÚCO” ABRE SUS AULAS AL NUEVO CURSO

   


  • 98 alumnos iniciaron sus clases el pasado 10 de septiembre.

  • El centro de Aspanias reforzará la colaboración que mantiene con la Fundación Atapuerca con la puesta en marcha de nuevos programas.
  • La “vuelta al cole” está llena de alegrías, reencuentros con los compañeros, expectativas por los programas del nuevo curso… “Los días previos al inicio de curso le han costado más de lo habitual, pero Sandra siempre vuelve con ilusión a las clases” reconoce Enrique Calvo, padre de Sandra, alumna del Centro de Educación Especial y Formación “Puentesaúco”, que gestiona Aspanias en la capital burgalesa.

    El curso 2008-2009 arranca este año con 98 Alumnos con Necesidades Educativas Especiales (ACNES), 3 más que el año pasado. El número de matriculados no suele variar demasiado, y siempre oscila en torno a los 100 estudiantes. Sus edades van de los 13 a los 26 años.

    De su preparación y formación se van a encargar 10 profesores. Su trabajo se verá reforzado con un psicólogo, una orientadora y un fisioterapeuta. Hay escasas variaciones en el programa educativo ya que prácticamente se mantienen las asignaturas impartidas en el curso anterior.

    El alumnado está distribuido en los siguientes programas didácticos y de formación: Educación Básica Obligatoria, Transición a la Vida Adulta y programas de Cualificación Profesional Inicial (la antigua Garantía Social) en las materias de Viveros y Jardines, Manipulados Auxiliares de la Industria, Recepcionista y programas de Formación Ocupacional.         

    El director del centro educativo Juan José Rodríguez comenta que “este curso se promoverán actividades complementarias entre los alumnos, como aquellas que oferta el Instituto Municipal de Cultura” (sobre baile o medio ambiente, por ejemplo).

    Igualmente, este año se repetirá la colaboración del centro con la Fundación Atapuerca (que se inició en 2003), en la que un grupo de estudiantes de “Puentesaúco” compartirán un día de convivencia y medio ambiente en el entorno de los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca, con alumnos del IES Cardenal López de Mendoza (Burgos).

    Como en años anteriores, este curso alumnos del colegio La Merced visitarán “Puentesaúco” para conocer de cerca la preparación educativa y formación que se imparte a alumnos con discapacidad intelectual. En este sentido, podrán participar en los talleres de jardinería, carpintería que se practican en el centro.

    La actividad deportiva es básica en el proyecto educativo de Aspanias, ya que su práctica ayuda al desarrollo psíquico y físico de los alumnos. De hecho, este centro educativo da nombre al Club Deportivo de la entidad, que abarca 13 disciplinas deportivas.

    La programación diseñada por el equipo pedagógico tiene como objetivo preparar al alumnado para la vida diaria y un futuro empleo. “Queremos formar a los alumnos para que sepan interactuar en la comunidad, pero que también puedan desempeñar un empleo, parte fundamental en el desarrollo personal de cualquier ser humano”, explica Lucilo Camarero, responsable del área laboral de Aspanias.

    La participación de las familias en el Consejo Escolar del centro y otras actividades como la Semana Cultural, es primordial  para el desarrollo educativo de sus hijos. Clara Ruiz, madre de José Luis González (alumno de Educación Básica Especial) reconoce que al principio le costó escolarizar a su hijo en este centro de Aspanias “pero cuando tu hijo entra aquí ves la ayuda que supone para él, además del importante apoyo que encontramos en el resto de familias”.