_MIL PERSONAS ACUDIERON A REVENGA PARA CELEBRAR EL ENCUENTRO ANUAL DE FAMILIAS

   
  • El acto de este año "vistió de azul" a los hermanos de las personas con discapacidad intelectual.

  • A la reunión se sumaron alcaldes y representantes municipales de la comarca de Pinares, así como amigos y simpatizantes de la zona

Cerca de 1.000 personas se desplazaron el pasado domingo (21 de septiembre) hasta el Comunero de Revenga para celebrar el Encuentro Anual de Familias que Aspanias convoca cada año en la provincia burgalesa. Y siempre en el entorno de la Comarca de Pinares, donde la entidad social burgalesa echó raíces hace más de dos décadas.

Este año, el espacio elegido ha sido la campa próxima a la ermita de Revenga, renovando (con este nuevo emplazamiento) la tradición de concentrarse cerca del camping de Quintanar de la Sierra, donde se han hecho las concentraciones  de los últimos 12 años.

Los protagonistas de la cita de este año han sido los hermanos (y hermanas) de las personas con discapacidad intelectual (todos ellos iban identificados con una camiseta de color azul).  Su implicación con la asociación es fundamental para que Aspanias pueda completar y ampliar los proyectos y programas que tiene en marcha, como destacó la presidenta de la asociación, Mercedes Sánchez, en sus palabras de bienvenida.

Después de 44 años de vida (Aspanias, abril 1964), los hermanos son el relevo generacional necesario para que Aspanias siga avanzando hacia el futuro. La cifra actual de hermanos en Aspanias ronda las 80 personas (duplicando las mujeres a los hombres), con una edad media de 40 años.

La concentración de familiares, voluntarios, trabajadores y directivos de Aspanias contó con la presencia de alcaldes y representantes municipales e institucionales de esta parte de la provincia, así como amigos y simpatizantes de la zona.

El Encuentro Anual de Familias de Aspanias  trata siempre de reunir en un paraje agradable de la provincia burgalesa a todos los que hacen entidad día a día, para que las familias compartan experiencias y refuercen los intereses que les son comunes.

Además de las actividades propias de este encuentro (caldereta común, juegos, sorteo y entrega de premios), este año se instaló una carpa con paneles expositores de material fotográfico e impreso del pasado y presente de la asociación. Una recopilación de imágenes que retrata algunos momentos de los cuarenta años de Aspanias, en la que han participado muy activamente las familias, con sus archivos familiares y personales.